GASTRONOMÍA POTOSINA, LA EXCELENCIA DE UNA TRADICIÓN

Taninul

GASTRONOMÍA POTOSINA, LA EXCELENCIA DE UNA TRADICIÓN

La gastronomía de la Huasteca potosina es variada y algunos de sus platillos como el zacahuil y el bolin, conservan sus rasgos prehispánicos. En los días de tianguis, acuden los indígenas de las comunidades aledañas para ofertar sus mercancías y comprar otras para su consumo cotidiano. Los mercados más completos son los de la Ciudad Valles, Tamazunchale y Xilitla. La gastronomía de la Huasteca incluye también los bocoles, las gorditas de masa, las enchiladas con cecina o pollo, así como el queso fresco, entre otros. Es famoso también el pan relleno con queso. Las acamayas o langostinos de río se caracterizan por su exquisito sabor.

                                                                  ZACAHUIL

El Zacahuil llega a medir aproximadamente un metro de largo o más, se dice que es el tamal más grande del mundo llegando a pesar más de 20 kilos. En la Huasteca se acostumbra prepararlo para celebrar ocasiones especiales como fiestas, el carnaval o en tradicional Xantolo (Fiesta de Todos los Santos celebrada los días 1 y 2 de noviembre), en donde se prepara como ofrenda para los difuntos. Hoy en día, las mujeres del lugar lo preparan para salir a vender en las plazas o mercados y así cualquiera lo puede probar y llevarlo a casa para comer con toda la familia.